martes, 27 de octubre de 2015


21 de marzo de 1843 muere“Don Guadalupe Victoria”
Primer Presidente de México


                                                                                                                                             
José Miguel Ramón Adaucto Fernández y Félix hijo de don Manuel Fernández de Victoria y María Alejandra Félix Niebla , nace el 29 de septiembre de 1786. Desde su infancia perdió a sus padres, por lo que cuidó de él su tío y padrino Agustín Fernández, cura de Tamazula, quien le brindó su primera educación en un ambiente duro y de privaciones. A la edad de 19 años se trasladó a Durango, donde estudió por breve tiempo en el seminario; de ahí pasó a la ciudad de México en 1807, y se inscribió en el Colegio de San Ildefonso para 



estudiar Derecho Canónico y Derecho Civil. Ahí se integró a un grupo llamado “chaquetas”, dispuesto a servir al gobierno virreinal, al que dejó al poco tiempo.

En 1811 abandonó sus estudios debido a que abrazó la causa independentista, uniéndose a las fuerzas de José María Morelos y Pavón. Por su valentía y arrojo Victoria fue ascendido al grado de coronel por Juan Nepomuceno Rosains, entonces adoptó otro nombre, con el que sería famoso: Guadalupe Victoria, quizás porque era miembro de Los Guadalupes, o tal vez recordando a la Virgen de Guadalupe, patrona y protectora de los insurgentes, y a la victoria que con tanta convicción perseguía y que estaba seguro de alcanzar. Su nuevo nombre fue tolerado por el propio Morelos.



Su valor quedó plenamente demostrado en la toma de Oaxaca, el 12 de noviembre de 1812, al atacar uno de los puntos, guarnecido por un foso, ofrecían resistencia, desde donde los soldados realistas abrían fuego desde edificios y casas vecinas, impaciente por tomar la plaza, Victoria arrojó su espada al otro lado del foso y exclamó: "Va mi espada en prenda, voy por ella"... lo cruzó a nado envuelto por el humo de las descargas y se arrojó temerario a la lucha, lo que motivó a sus soldados, que lo siguieron y se adueñaron de la plaza enemiga. Morelos redobló entonces su aprecio por él.




Tras la derrota y muerte de Morelos, la insurgencia se vio muy debilitada y fragmentada. Sólo hubo dos jefes que siguieron manteniendo con las armas el ideal independentista: por una parte Vicente Guerrero y por otra Guadalupe Victoria, la guerrilla era: “reunirse para atacar y dispersarse para vivir; golpear con violencia y retirarse; armarse con el armamento que se quita al enemigo, vivir exclusivamente de la región; buscar a toda costa el apoyo de los habitantes de la región para obtener información oportuna y verdadera, alimentación, ayuda en caso necesario y el conocimiento exacto sobre los movimientos que haga el gobierno dentro del área”. Vida dura y riesgosa que muchos de sus seguidores no aguantaron y a la que Victoria estaba acostumbrado. A finales de 1818, enfermo y con los realistas pisándole los talones por negarse a aceptar el indulto ofrecido por el virrey Apodaca, decidió ocultarse, y pese a la intensa búsqueda del comandante realista Antonio López de Santa Anna, se le tuvo que dar por derrotado y muerto.





Victoria se presentó a Iturbide en San Juan del Río para manifestarle su oposición al llamamiento de un príncipe extranjero que gobernara el nuevo país, demanda que no fue atendida por don Agustín. Fue entonces elegido diputado al Congreso Constituyente, cargo que no llegó a ejercer porque Iturbide, autonombrado emperador y sabedor de sus ideas republicanas, lo acusó de conjurar en su contra y mandó a Canalizo para aprehenderlo, quien lo hirió al tomarlo prisionero. Logró huir otra vez a la selva veracruzana y unos meses después, junto a Santa Anna, fue el principal promotor del Plan de Veracruz, por el cual se proclamó la República y se forzó la abdicación de Iturbide.



Al triunfo de los republicanos, el 31 de marzo de 1823 fue nombrada la Junta del Poder Ejecutivo y Victoria formó parte del triunvirato junto con Pedro Celestino Negrete y Nicolás Bravo. El 14 de mayo del mismo año, Victoria se convirtió en el primer diplomático mexicano al ser comisionado para iniciar pláticas en Jalapa con los representantes de Inglaterra, España y Francia para establecer relaciones

En 1824, ya con una constitución que establecía una forma de gobierno republicana, representativa, popular y federal, Victoria fue nombrado por las legislaturas locales primer presidente de la República por 17 votos, en una elección en que también participaron Vicente Guerrero y Nicolás Bravo. Tomó posesión del cargo el 10 de octubre de 1824 con Nicolás Bravo en la vicepresidencia y consciente de “que la nave del Estado ha de surcar un mar tempestuoso y difícil; que la vigilancia y las fuerzas del piloto no alcanzan a contener el ímpetu de los vientos; que existen averías en el casco y el norte es desconocido... mi limitación e inexperiencia habrán de producir errores y desaciertos que nunca, nunca serán efecto de la voluntad. Yo imploro, pues, vuestra indulgencia…Estos son, Señor, los votos de mi corazón: estos mis principios. ¡Perezca mil veces si mis promesas fueren desmentidas, ó burlada la esperanza de la Patria!”






Su gobierno enfrentó la necesidad de reorganizar al país, restablecer la paz e instaurar el nuevo orden siempre conforme a la Constitución: “Yo tomo en las manos y acerco a mi pecho el Acta Constitutiva de nuestro pueblo, y venero en ella la expresión de la sabiduría y de la voluntad nacional”. logró culminar la independencia con la rendición del último reducto español, el castillo de San Juan de Ulúa, frente al puerto de Veracruz, en 1825; se negó a tener tratos con España, decretó el 20 de diciembre de 1827, la expulsión de los españoles residentes mientras la exmetrópoli no reconociera la independencia

En la coyuntura electoral de 1828, apoyó para la presidencia de la República a Manuel Gómez Pedraza en contra de Vicente Guerrero y de Anastasio Bustamante. Ganó la elección su candidato, pero Santa Anna se rebeló, derrotó a Victoria y Gómez Pedraza tuvo que salir del país. Como resultado de este Motín de la Acordada se produjo el saqueo del Parián. Finalmente, Victoria entregó el poder a Guerrero el 1° de abril de 1829. Fue el único Presidente que ejerció todo el periodo para el que fue electo en las primeras décadas del México independiente.

En 1841 contrajo matrimonio con María Antonieta Bretón y Velásquez. Ya siendo frecuentemente atacado por la epilepsia, murió el 21 de marzo de 1843 en el hospital del Castillo de Perote, a donde había ido en busca de curación.



El 25 de agosto del mismo año el Congreso lo declaró “Benemérito de la Patria”. Y ordenó poner en letras de oro su nombre en la sala de sesiones.

En 1862 sus restos fueron sacados de la bóveda en que se encontraban por el general Alejandro García para trasladarlos a Puebla y así impedir su profanación por los invasores franceses. Hoy sus restos descansan en la Columna de la Independencia de la ciudad de México.

En 1992, un barco de la armada mexicana, comprado a los Estados Unidos, fue rebautizado con su nombre. Efeméride: nacimiento 29 de septiembre de 1786. Muerte 21 de marzo de 1843




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada