martes, 13 de octubre de 2015

“LA ESTACIÓN DEL FERROCARRIL”

PATRIMONIO HISTÓRICO  – ARTÍSTICO DE CD. VICTORIA
FICHA  SEDUMA   No. 55-55ª.                         INAH   012--- 013

Edificio principal y anexos de la estación del ferrocarril, ubicados en el 23 Hidalgo; Inaugurados el 6 de Marzo de 1893; El 4 de octubre de 1890, pasó por Victoria la primera locomotora de ferrocarril de la División del Golfo de México, que conectó Tampico con Monterrey. Los terrenos donde esta edificada la estación fueron donados por el H. Ayuntamiento de Victoria a la antigua Compañía de Ferrocarril de Monterrey del Golfo, según escrituras fechadas el 26 de mayo de 1890.



 Plano de Victoria 

El 1 de octubre de 1888 se inició la construcción de las vías férreas en forma simultánea en Monterrey y Tampico, para un trazado marcado con una longitud de 518.640 kilómetros.

El 28 de mayo de 1889, la H. Legislatura local, autorizó al Ejecutivo del Estado, para que contrate con el Teniente Coronel Manuel González Álvarez, hijo del General Manuel del Refugio González Flores, Ex-Presidente de México (1880-1884), el establecimiento de una vía férrea urbana, de tracción animal en esta ciudad, del mercado a la estación, de carga y pasajeros  con un ramal a “San Isidro”, rumbo a su hacienda “Tamatán”,  con una espuela en el diez Hidalgo, también se usó para la transportación de piedra de la sierra (pedrera), que sería utilizada para la cimentación de las vías férreas del noreste del país; estos tranvías que corrían por la calle hidalgo, fueron inaugurados por su padrino el General Porfirio Díaz Mori y dejaron de funcionar el 5 de Agosto de 1909.



Tranvía de Tracción animal

4 de octubre de 1890. Llegó a nuestra capital la primera locomotora del Ferrocarril de la División del Golfo llamada “Don Patricio” que conectó a Tampico con Monterrey, iniciándose así la primera etapa de desarrollo regional.

2 de abril de 1898. Don Porfirio Díaz Mori y Don Guadalupe Mainero Juárez, inauguran el tranvía de carga y pasajeros de tracción animal, con recorrido "Mercado–Estación" y un ramal a la Hacienda de Tamatán, propiedad del Tte. Corl. Manuel González Hijo. El Presidente Municipal era Don Francisco Terán. El trenecito dejó de funcionar en 1909.






 Puente Negro


DATOS HISTORICOS:

La Estación del ferrocarril de Ciudad Victoria formó parte original del sistema de escalas de la vía Monterrey-Tampico de la Compañía del Golfo, una empresa del Ferrocarril Nacional  Mexicano, que durante el porfiriato comunicó al polo industrial de la Capital neoleonesa con el importante Puerto Jaibo, como parte de la estrategia de integración capitalista desarrollada en esa época.

OBSERVACIONES

El edificio es una estructura de dos niveles, muy sólido, rectangular, situado frente al patio de maniobras ferroviarias. El nivel inferior es de mayor extensión, lo que se pronuncia porque está rodeado por un corredor sostenido con vigas de Madera y cubierta con lámina acanalada. El nivel superior se encuentra con pilastras que sostienen una cornisa lineal, ligeramente pronunciada. Todo el edificio prácticamente se conserva intacto, lo que constituye  un magnífico ejemplo de la arquitectura de fines del siglo XIX, con el agregado de que se mantiene en un entorno también poco alterado, como lo es la presencia de la plaza de Colón, hoy, de los “Héroes de la Independencia”  que se ubica frente al inmueble. Entre ambos se encuentra un busto de Don Jesús García Corona “Héroe de Nacozari”, recordándolo gratamente por su sacrificio.
Estación del Ferrocarril 1900.



El edificio principal es de dos plantas, con sala de espera, taquilla, sala de equipaje, bodega, casas de empleados y funcionarios, talleres, vías auxiliares, casa de máquinas, tanques de almacenamiento, que servirán para dotar de agua a las máquinas de vapor, construidas al mismo tiempo que el tendido de la vías; de gran capacidad, la parte inferior de mampostería y la superior de acero de grosor doble,  equipadas con “Cuello de ganso”, para colocarse en los depósitos de almacenamientos de cada locomotora.

Desde la inauguración de este inmueble se estableció en la planta alta un moderno restaurant que dio servicio durante muchos años, en algunos casos sirvió para ofrecer espléndidas comidas y recepciones a altas personalidades.

 
Locomotora durante la Revolución.
                     
El edificio en cuestión constituye la oficina del inspector de las vías de ferrocarril, a la que se suma la  estructura metálica para la reparación de máquinas. El primero de los edificios está construido a base de sillar, con un adorno externo de piedra almohadillada en jambas, dinteles y ángulos de amarres, culmina en dos aguas y posee un pórtico, además de una bodega anexa. La estructura metálica para talleres es una interesante supervivencia de la ingeniería industrial de su época.

Debemos consignar que con la llegada del tren de pasajeros y carga, nace también un nuevo servicio, que se demanda como una necesidad imperiosa, debiéndose crear los primeros medios de transporte urbano de pasajeros,  que consistían en pequeños carros tirados por bestias; desde este sitio exterior de la estación a donde el pasajero lo requiriera, ya que en ese entonces, el tren era el único servicio de transporte, iniciándose con ello, una etapa de progreso para la región,  desde finales del siglo XIX.   
    Cubría la ruta Monterrey-Tampico.

     
31 de  mayo de 1998. Cancela Ferrocarriles Nacionales de México la ruta y servicio del tren de pasajeros: Monterrey-Victoria-Tampico y viceversa, operando solo la transportación de carga, dejando para la historia gratos recuerdos.

Desde 2008 se planteó la necesidad de utilizar al máximo las instalaciones de la Antigua Estación, basándose en el Plan Municipal de Ordenamiento Territorial  y Desarrollo Urbano de Victoria, aprobado el 8 de marzo de 2001 y publicado el 23 de febrero del 2003.       
  A finales de los 90´s dejó de prestar el servicio de pasajeros


                                 
Hace más de 10 años, las Administraciones Municipales han intentado rescatar con muy buenas intenciones, pero con malos resultados, las hermosas instalaciones y los anexos en desuso, para convertirlas en una forma adecuada y útil, con óptimas condiciones para mejorar las posibilidades  de superación comunitaria.

El edificio principal está considerado “conservado” por sus materiales que se utilizaron en su construcción, a pesar de los años abandonado por las autoridades ferrocarrileras nacionales, además de las administraciones federales, estatales y municipales. Mide 20.00 mts. de largo  por 38.00 mts. de ancho.


La estación de Ferrocarril actualmente

Para los victorenses mayores de cincuenta años, nos permite remitirnos, a la niñez en general, en donde el paso de los trenes al mediodía, representaba un verdadero atractivo y extraordinario estímulo, cuando nuestros padres o personas mayores  prometían. ¡sí te portas bien, el domingo te llevo a ver pasar el tren a la estación!. Era todo un acontecimiento que no lo cambiaría por una función de matiné o el saludo a la casa de los abuelos, con nostalgia recordamos las viandas, tacos, gorditas, chiles rellenos, sopes y demás, ricos antojitos que se siguen ofreciendo en los puestos de los “agachados”, cuando bien podríamos disfrutar de un excelente proyecto integral y multifuncional en esta área.

Señor Gobernador, que tal si como núcleo central se conformara un Museo de Ciencia y Tecnología, para ayudar a todos los niños, jóvenes y adultos a entender los avances de la era de la comunicación científica y cibernética.


La arquitectura representativa de finales del siglo XIX, es muy escasa en Victoria, por ello necesitamos que a quien corresponda, abandere la justa causa del rescate, rehabilitación y uso sustentable en toda el área que pudiera ser un orgullo para los victorenses y tamaulipecos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada