jueves, 19 de noviembre de 2015

Barrio “El Pitahayal”

Barrio “El Pitahayal”


1940 Vista Aérea del Barrio el Pitahayal

La Historia del comercio en el barrio del “Pitahayal” de 1926 a la fecha.

Está ubicado al Norte de la ciudad, limitando al Sur la Avenida Carrera Torres, al Norte la calle Coahuila, y del 16 hasta la vía del ferrocarril, tierras que eran de labores agrícolas, propiedad de Don Ramón Terán, principiadas a lotificar por el crecimiento de la ciudad. Su nombre se derivó por la costumbre de usar los vegetales cactáceos llamados Pitahayos, para delimitar los solares. El barrio del “Pitahayal” cambia de nombre por acuerdo del H. Cabildo el 6 de mayo de 1926, imponiéndosele el del “Gral. Pedro J. Méndez Ortiz”, siendo Gobernador del Estado, Lic. Emilio Portes Gil, Presidente Municipal, Don Leoncio Torres Aguilera y Presidente de la CANACO, Don Cruz Medina Villarreal. Era el centro comercial de la zona de influencia de los ejidos al Noreste del plano urbano, en donde se intercambiaban bienes y productos agropecuarios. Los primeros comerciantes fueron Don Eulalio González, Don Cruz Fuentes, Don Epigmenio Herrera Arriaga, después Don Epigmenio Herrera Ornelas en el 19 Olivia Ramírez; En el 19 Anaya y Berriozábal  funcionó la tienda de ropa de Don Facundo Ramírez, también en la rama de abarrotes participaba Don José Atilano Fuentes G. y la de Don Eduardo Fuentes, padre de Cruz y Atilano, la de Don José Félix Benavides G. y Doña Amelia Peña R., en la esquina Noroeste del 19 Olivia Ramírez; En el 20 Anaya la de Don Abraham Salazar, en el 19 Berriozábal, Don Antonio Torres en el 19 Mina, la de Don Juan Campos; La familia García Mireles comerciaba en el 20 Mina; En el 20 Aldama y Mina, estaba el tendajo de Don Refugio Gatica, en el 20 Aldama se ubicó la de Don Raúl Rodríguez y la del 20 Carrera Torres “La Brisa”, de Don Carlos Wong, “Los Cuatro Vientos”, funcionó en el 19 Aldama y Carrera, “Así es la Vida” en la esquina Suroeste en el 19 Carrera Torres; otro tendajón propiedad de Don Crispín Amador en el 19 Olivia Ramírez, Don Juan Maldonado tenía un puesto en la esquina Noroeste del 19 Berriozábal; no podemos olvidar a Don Moisés Barrón S. “Moya” que elaboraba dulces, chiclosos, charamuscas, pirulís, dulces cubiertos de: biznaga, chilacayote, camote, calabaza, cocadas, etc., en el 20 Conrado Castillo Don José Ríos elaboraba ricos churros y en el verano también vendía nieve. Don Pedro Lugo preparaba y vendía rica nieve en el 18 Conrado Castillo y Alejandro Prieto. La panadería “México”, inicio operaciones en 1957, propiedad de Don Roberto Martínez Cadena y su socio su cuñado Don Javier Sandoval en el 20 y 21 Carrera Torres, la alfarería con venta de jarros, comales y macetas de los Báez Aguilar en el 20 Carrera Torres y Aldama, Don Salvador Castillo del 20 Aldama formó parte de una importante familia de alfareros; recordamos también a los jarcieros del 20 Mina y Berriozábal, tampoco olvidamos a don Juan M. Campos del 19 Mina y Berriozábal que heredó su negociación a su hijo Osciel Campos Silva; gratos recuerdos tenemos de la refresquería “De las Canchas” del 19 Carrera y Aldama a donde acudíamos después de los partido en las canchas exteriores, diversión aparte constituía insertar monedas de 20 centavos en la rockola para selecciona melodías de moda, las estimadísimas Madres del Refugio que nos impartían la doctrina, a la taquería “La Especial” de Don Emilio y Cuquita Nava, las gorditas “La Gloria” del 19 Carrera y Aldama, la taquería de Don Lalo que inició en el 16 Aldama y Mina con tacos de papa y carne perdida.


Cactáseae que da el nombre al Barrio

En las tierras de labor regadas por acequias desde las cortinas de “La Peñita”, producían: maíz, cacahuate, camote, frijol, calabaza, etc., y las cosechas eran distribuidas a los “Medieros” (mitad sembrador, mitad propietario).

Los carretoneros de la época fueron Don Lupe Ornelas con “El Navegante”, Don Manuel de León con un carretón corto de dos ruedas, Don Víctor Walle distribuía leche de su establo, otro era Don Marcos Becerra del 21 y 22 Anaya, también los cuates Jesús y José Martínez.


1956 Inmueble donde funciono la Panadería México

Don Pedro de León en el 19 Conrado Castillo distribuía en colotes por el barrio, atados con pita su mercancía y productos, Don Benito Aguilar, conducía su medio de transporte “La Bandida” en la que comerciaba.

Fundada en 1928


Los tradicionales molinos de nixtamal: el de Don Antonio Soto en el 19 Anaya y Berriozábal, en el 20 Anaya se ubicó el de Don Abraham Salazar, luego lo atiende su hijo Francisco en el 19 Veracruz y Nuevo León; Don Pedro Jaramillo lo tenía en el 19 Alejandro Prieto.

“El Paso del Norte” en el 19 Olivia Ramírez, “El Fogonazo” del 20 Mina y Aldama, Don Candelario Guevara y su hijo “Chón” elaboraban y vendían huaraches en el 17 Conrado Castillo y Alejandro Prieto, Don Martín Ornelas elaboraba escobas de espiga, Don Chón Guerrero poseía una jarciería del señor Castillo, “La Fragua” de Don Antonio Paulín en el 23 Mina; No podemos olvidar la carpintería de la familia Martínez en el 19 Anaya y Berriozábal; Ni la sastrería de Don Rafael Perales en el 19 Olivia Ramírez y Anaya. Las panaderías de esta época las administraba Don José Atilano Fuentes y Don Rogelio Rodríguez. Recordamos el negocio “El Sauz y la Palma”, de Doña María Guadalupe Torres Acuña, en el 20 Aldama y Mina.


Escuela Pedro J. Méndez 1944

En el 16 Conrado Castillo vivían las hermanas Doña Juana y Doña Epigmenia, que vendían tortillas hechas a mano, cocidas en comal de barro.

Otros comerciantes del barrio fueron Don Isidro Balderas, Don Pedro de la Vega, Don José Benavides y Don Benito Guerrero.



A partir de los años 40´s del Siglo XX, la Colonia “Pedro J. Méndez”, cambia su fisonomía totalmente; El antiguo Estadio Victoria, el Parque de Béisbol, la Escuela Industrial, la Pedro J. Méndez y Pedro Argüelles otros campos deportivos llaneros, la Plaza de Toros, las Huertas Citrícolas y los campos agrícolas, eran los límites al Norte de la Ciudad, por ello los primeros residentes poseían grandes solares y manzanas, que al paso del tiempo se subdividieron para heredarlos a sus descendientes, mismos que se arraigaron en la tierra donde enterraron su ombligo, el barrio honrosamente  denominado “El Pitahayal”, cuna de los pioneros de béisbol y futbol amateur, además de grandes deportistas.


Escuela Secundaria Técnica N. 1


El comercio creció tanto como sus propietarios, hoy en toda la colonia encontramos exitosas empresas comerciales en diversas ramas, que justifican su valiente esfuerzo y profunda devoción, la calle 16 denominada Dr. Norberto Treviño Zapata, con justa razón, la Av. 19 y la calle 22, son las columnas vertebrales del comercio formal y sus tramos viales de Oriente a Poniente, son sede de hermosos inmuebles y residencias familiares que arraigados a su terruño, los viejos y los menos viejos, presumen constantemente ¡Soy del Barrio del Pitahayal!

Iglesia CRISTO REY

Parque Infantil de Beis Bol

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada