martes, 10 de noviembre de 2015

De “La Peñita” al Acueducto “Guadalupe Victoria”

¡DOS HOMBRES …. UNA SOLA MISIÓN…
SERVIR A LOS VICTORENSES ¡


29 de enero de 1923. Nace en Linares, N.L., Don Elias Charur Lirach, quien se distinguió brillantemente en sus actividades de ganadero, comerciante y empresario, contrajo matrimonio con la Srita. María Angélica Méndez Saldívar con quien procreó a: José Salvador, María Zamira, María Belia, Jorge Elías, Pedro Elías y Alejandro Elías; En 1947 en el corazón comercial de Victoria, inaugura “Almacenes el Obrero” (hoy Gran´D Obrero), primer eslabón del “Consorcio Charur-Méndez”. Fallece el 25 de diciembre de 2010. 

Don Elias Charur Lirach


17 de septiembre 1926. En México D.F. nace Don Manuel Corcuera Covarrubias, empresario visionario, comerciante e industrial, concesionario de la Agencia local del Grupo Modelo S.A. de C.V. sella su amor con la Srita. Brígida Montemayor Flores, hija de Doña Mily Flores Hernández y Don Jesús M. Montemayor Martínez. Sus herederos son: Dolores Guadalupe (+), Manuel, María Marcela, Ana Gabriela, Gerardo y Enrique Corcuera Montemayor. Fallece el 3 de septiembre de 1996. 

Don Manuel Corcuera Covarrubias


Los victorenses de antaño, allá por los principios del Siglo XX, todavía nos relatan de las hermosas épocas de “Oro”, o de “Agua”, cuando el caudaloso Río “San Marcos” era paseo obligatorio de todas las familias, principalmente en los días de altas temperaturas, en donde se disfrutaba de la refrescante corriente de sus aguas saltarinas .

El Río San Marcos nace con la “Villa de Santa María de Aguayo”, bautizado así por Don José de Escandón, el 7 de octubre de 1750, un día después de la fundación de la hoy Ciudad Victoria , nombre impuesto en honor a “San Marcos Papa”, en la bocana de la Sierra Madre Oriental, en los veneros de “La Peñita”, en donde la madre naturaleza nos sigue brindando enormes caudales, que le han dado pureza líquida y elíxir vital a nuestra población, desde sus lejanos orígenes Y EL adagio popular dice: “Quien toma agua de la peñita, regresa a esta Cd. Victoria”.



Cientos y miles de jóvenes y niños, disfrutamos los furtivos días de “pinta”, los artísticos clavados y chapuzones, que nos lanzábamos desde el enorme peñazco, del “Lagarto”, que ahora es zona restringida y reservada para su conservación ecológica, ya que cada día es más claro que el recurso de agua se torna escaso, si no lo cuidamos, estaremos en pocos años ante una crisis que a todos afectará.

Todavía nos congratulamos al recordar las acequias que partían del río y cruzaban el pequeño casco urbano, dos por la alameda, otra por el Poniente, ambas terminaban utilizándose para riego de los terrenos agrícolas, no sin antes haber sido alimento vital de jardines, huertos familiares y quintas del sector Poniente, así como alimentadores de los mantos friáticos donde se recargaban las abundantes norias de toda la región; Pasaron muchos años para que Victoria alcanzara los avances de la incipiente tecnología hidráulica, pues hasta que llegó del Distrito Federal el Gral. César López de Lara, asumiendo la Gubernatura del Estado, el 16 de febrero de 1921, uno de los mejores proyectos de su administración, fue dotar del vital líquido a la población, objetivo que logró el 27 de mayo de 1923, al inaugurar la primera etapa de introducción de la primera red de agua y saneamiento, cubriendo el área del 17 al 22 entre las calles Hidalgo, Morelos y Matamoros, fue el primer gran paso al dotar este servicio que se distribuía desde tanques de almacenamiento de Tamatán y llegaban por gravedad a las primeras manzanas de la ciudad.

El municipio contaba con 22,000 habitantes, algunos en el área rural, por lo que entonces el casco urbano era mucho menor y en cada manzana residencian pocas familias; YA EN LOS AÑOS 40´s, desde luego es el inicio de la transformación y comodidad de los victorenses, que en el centro ya tenían agua, luz y drenaje; Este primer sistema se logró en base a un préstamo tramitado por el Ejecutivo Estatal dirigido por el Ing. Marte R. Gómez por la cantidad de $600,000.00 (seiscientos mil pesos oro) que fueron pagados por los usuarios y la participación de la Administración Estatal y Municipal; El Sr. Don Antonio Platón Castro Presidía el H. Ayuntamiento.

Entre los años de 1937 y 1941, se realizaron importantes modificaciones a la red de agua y drenaje; en la Administración del Lic. Horacio Terán Zozaya, se efectuaron ampliaciones a la galería filtrante en “La Peñita”, lo que permitió el crecimiento ordenado y moderno; La Administración de los servicios estuvo a cargo de los Ayuntamientos hasta 1960, año en que se celebra un convenio con la Secretaría de Recursos Hidráulicos, mediante el cual se crea un organismo descentralizado con personalidad jurídica propia, que se denominó Junta Federal de Agua Potable; El 17 de agosto de 1977 por iniciativa del Gobernador del Estado, Don Enrique Cárdenas González, aprobada por el H. Congreso, se crea la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado de Cd. Victoria, en sustitución de la Junta Federal, organismo que en calidad de Persona Moral administra los servicios.

El 5 de mayo de 1982 se constituye formalmente la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado de Cd. Victoria, institución como Organismo Público Descentralizado, se le otorga personalidad jurídica y patrimonio propio, coadyuvando a la consolidación del comité operador, integrándose el Primer Consejo de Administración del Organismo. Presidido por los inolvidables ciudadanos ejemplares, Don Elías Charur Lirach y Don Manuel Corcuera Covarrubias, quienes con gran visión diseñaron ambicioso proyecto para dar agua los victorenses.

En 1991 Victoria contaba solamente con 4 fuentes principales de abastecimiento: La Peñita, Los Pozos de la zona urbana, Los de la zona Sur y los del área Norte.

En el “Cañón del Novillo”, área verde en donde la naturaleza ha sido pródiga y benigna, brotan 4 manantiales y una galería filtrante al Suroeste del Municipio, asentamiento de “La Peñita”, nacimiento del Río San Marcos, su capacidad en tiempos de lluvia llega a ser de más de 1,000 litros por segundo y en épocas de estiaje se abate hasta el 80%; En la zona urbana existían 8 pozos ubicados en diversos rumbos, que producían 100 litros por segundo, al Sur de la localidad cuatro pozos que generan 60 litros por segundo; El acueducto del sector Norte, con una línea de 24 pulgadas de diámetro nos alimenta con más de 300 litros por segundo, además de una batería de 11 pozos ubicados en el Municipio de Güemes, que son rebombeados al sistema urbano; La población crece día a día y naturalmente aumenta las necesidades vitales, por lo que la COAPA y las autoridades estatales deciden ejecutar un proyecto que a largo plazo resolvería la situación crítica de la falta de abastecimiento, por lo que se realiza el sueño de todos, El Acueducto.

El 1° de junio de 1992, el Presidente Nacional Lic. Carlos Salinas de Gortari y el Gobernador del Estado, Ing. Américo Villarreal Guerra, inauguran el Acueducto “Guadalupe Victoria”, de la presa Vicente Guerrero a la Planta Potabilizadora y al tanque de captación y regulación para su distribución en el área urbana municipal, obra que tuvo un costo de $86,000 millones de aquellos pesos, con la aportación del 70% de la Federación y el 30% restante el gobierno estatal; La línea de conducción de 55 km. de longitud se realiza en tubo de acero y concreto pre-esforzado de 36 pulgadas de diámetro que envía 1,000 litros de agua por segundo, cuenta demás con dos estaciones de rebombeo con las más modernas técnicas especializadas; Después de su paso por la Planta Potabilizadora, el agua queda debidamente tratada para el consumo humano, lo que garantiza en buena medida, la calidad y confiabilidad de un servicio fundamental para los habitantes y consumidores de esta urbe tamaulipeca.

LOS ADMINISTRADORES.DE 1966 a 2011
v  Don Manuel Corcuera Covarrubias
v  Don Elías Charur Lirach
v  Ing. Antonio Carlos Valdez
v  Ing. Jesús Serna Barella
v  Ing. José Álvaro Jiménez
v  Ing. José Navarro Beltrán
v  Profr. Herminio Guzmán Castillo
v  Lic. Abel Hernández
v  Ing. Arturo Morris Delgado
v  Ing. Eliseo García Leal
v  Don Jaime González Cepeda
v  Ing. Claudio Aquiles Villanueva Vázquez
v  Ing. Carlos Augusto Montelongo Terán
v  Lic. Gustavo A. Rivera Rodríguez
v  Lic. Miguel Ángel González Salum
v  C. P. José Florencio Bringas Martínez
v  Ing. Carlos A. Montelongo Terán.



 Ing. Antonio Carlos Valdez

Ing.Jesús Serna Barella

Ing. Eliseo García Leal

Don Jaime Gonzalez Cepeda

 Lic. Gustavo Rivera Rodriguez

C.P.  Miguel Gomzález Salum


C.P. José Florencio Bringas


Ing. Carlos A. Montelongo Teran


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada