miércoles, 4 de noviembre de 2015

Hospital Civil de Cd. Victoria.“Dr. José Macías Hernández”



      El 5 de mayo de 1889, el C. Ing. Alejandro Prieto Quintero, Gobernador  Constitucional del Estado, del 4 de mayo de 1888, a 3 de mayo de 1896, dona los terrenos de su Quinta “Prieto” y entrega su proyecto para iniciar la construcción del Hospital Civil, en la ubicación que actualmente conocemos, 21 y 22 Méndez y Doblado.

Ing. Alejandro Prieto Quintero

       Se hicieron importantes donaciones por victorenses distinguidos y los de mayores posibilidades económicas; Don Pablo Lavín Canales, Don Juan de Dios Garza Benítez, Don Manuel González Hijo, el Obispo Don Eduardo Sánchez Camacho, además de otros con aportaciones más modestas; El 16 de septiembre de 1894, el Ing. Prieto tiene el alto honor de inaugurarlo y entregarlo a la sociedad en general, designando al C. Dr. Lino Villarreal Martínez, su primer Director, asumiendo su responsabilidad hasta 1897.


 Don Manuel González Hijo,

      Dijo el Ing. Prieto: “Se inicia una lucha frontal, cruel, sin cuartel, contra el dolor, la enfermedad y la muerte”, “Hoy que la paz impera en todos los ámbitos de la República, procuremos la cultura de nuestra sociedad  y realicemos las obras materiales como éstas que faltan a nuestro bienestar social”.


Obispo Don Eduardo Sánchez Camacho

      La entidad tamaulipeca experimentaba  un evidente desarrollo económico  que se reflejaba en el incremento  de la urbanización  de sus principales núcleos de población, como aconteció en nuestra Capital; A toda ella se sumaba la gloriosa alborada de la incipiente ciencia médica en todo el mundo, lo que se tradujo en la cimentación de un nuevo y moderno concepto hospitalario; Presidía Victoria Don Manuel Solórzano y por su iniciativa se creó una “Junta de Caridad” , que presidió Don Adalberto J. Argüelles, que comenzó los trabajos de apoyo para lograr tal objetivo; Primeramente se había fijado el espacio de la “Plaza del Genio”, hoy plaza 1° de Mayo, por lo que fue discutible por los vientos del Norte, que dispersarían los efectos patológicos  entre la población, entonces el Gobernador Prieto Quintero  toma la decisión, líneas arriba señalada para construir en la manzana del 21 y 22 Méndez y Doblado, además de cambiar el antiguo concepto de “Caridad” al de “Asistencia y Beneficencia Pública”,  el costo invertido  hasta el momento de su inauguración fue de $ 6,296.45, teniendo el corte de  caja la mitad, la otra fue facilitada en calidad de préstamo  por el tesorero de la junta, Don Pablo Lavín Canales.  


 Don Adalberto J. Argüelles

      Justo en mencionar la valiosa colaboración del Corl.  Don Manuel González Hijo, ya que donó y transportó  la piedra de su “Pedrera” en Tamatán, haciéndola llegar  en su ferrocarril urbano de tracción animal, hasta el terreno en construcción, cobrando solo $ 0.25 por cada plataforma puesta en la  obra.


Hospital Civil

     A fines de 1944, los socios del dinámico Club de Leones de Victoria, aportaron importante suma económica  para la remodelación  y ampliación del nosocomio  local, apoyando la construcción  del pabellón de maternidad, donando material de curación, cubrecamas, sábanas, fundas, medicinas, etc.


Remodelación del Hospital Civil

     Los distinguidos  galenos que siguieron las responsabilidad de dirigir este centro hospitalario, después del Dr. Lino Villarreal Martínez, Fueron: Dr. Carlos  Govea, Dr. Cipriano Guerra Espinoza, Dr. Felipe Pérez Garza, Dr. Raúl Manautou Margáin, Dr. Ramón Gómez Perales, Dr. Baudelio Villanueva, Dr. Santiago  Durham, Dr. Heleno Hernández, Dr. José Macías Hernández, dos períodos  1943-47 y 1963-69, Dr. Margarito  Sánchez G., Dr. José Manuel Tirado Cortez, Dr. Valentín  Lavín Govela, Dr. Salvador Salazar Arreola, Dr. Efraín Martínez  Rendón, Dr. Armando Gómez González, Dr. Gregorio Perales de la Garza, Dr. Sergio Manautou Lavín, Dr. Oscar Javier Álvarez Meléndez, Dr. Juan Guillermo Mansur Arzola, Dr. Eutimio Cárdenas González,  Dr. Francisco San Miguel González,  Dr. Juan Medina Avalos y Dr. Jesús Robles Flores.


 Dr. Heleno Hernández y personal del Hospital


      Es caso único que el Dr. Raúl Manautou Margáin y su hijo el Dr. Sergio Manautou Lavín  hayan dirigido el Hospital.


 Dr. José Macías Hernández

      Durante la epidemia de la fiebre amarilla, a finales del siglo XIX, la población de la zona centro del estado fue altamente diezmada y el Gobernador Lic. Guadalupe Mainero Juárez, solicita el asesoramiento del  doctor Matienzo, epidemiólogo enviado por Don Porfirio Díaz, recomendando a todos los residentes las medidas más adecuadas para controlar a las personas infectadas, instrucciones que bien pudieron reducir el asedio y los azotes que asolaron al pueblo; desde luego el Hospital Civil fue el centro de donde partieron las instrucciones doctas y técnicas que permitieron mejorar y superar la situación.  
  

 Hospital Civil actualmente.

       La pandemia de “Gripe Española”Influenza Española” o “Dama Española” que inició en 1918 fue posiblemente el brote más mortal de todos los tiempos. Fue identificada primero en Estados Unidos, pero fue conocida como Gripe Española porque recibió más atención de los medios en España que en otros países, los cuales estaban censurando a la prensa durante la Primera Guerra Mundial. La gripe de 1918 fue una cepa H1N1 diferente a la que afectó  en 2010 a México y Estados Unidos y atacó mayormente a adultos jóvenes sanos. Los expertos calculan que causó la muerte de entre 40 y 50 millones de personas en todo el mundo.
      Esta pandemia surgió en momentos en que concluía la Primera Guerra Mundial y había un gran desplazamiento de tropas, lo cual contribuyó a expandir el virus.


Asistentes a la ceremonia de imposición del nombre del Hospital

       Algunos historiadores han calificado a la gripe española como "El Mayor Holocausto Médico de la Historia". Los expertos consideran esta pandemia como un caso singular en la historia de la humanidad. En México entró por Tampico y Veracruz, la contingencia duró 70 días estando los hospitales a su máxima capacidad. Nuevamente nuestro Hospital sirvió para atender a los enfermos que el tren nos trajo, adaptando al “Asilo Vicentino” para los no contagiosos y en ese entonces se implementó un “lazareto, en lo alto de la Sierra Madre para atender a los pacientes de las clases acomodadas de Victoria.

     Para los victorenses de todas las generaciones anteriores, es grato recordar más los momentos felices, nacimientos, cirugías de éxito, rehabilitaciones logradas, aniversarios celebrados, rememoraciones de fechas especiales, etc.   
   

Placa de la imposición del nombre

       Indiscutiblemente  el Hospital Civil de Victoria, institución que el pasado 16 de septiembre cumplió 116 años de su inauguración, representa para la historia de nuestra Capital, el monumento asistencial más importante, árbol frondoso con profundas raíces y fuerte ramaje, que ha permitido preservar la salud de toda la región central tamaulipeca, que gracias a los apoyos institucionales, ha crecido y robustecido física y científicamente, trascendiendo el reto de la modernidad; Por lo anterior deberá declararse   “Patrimonio Histórico-Artístico de Victoria”, al que se le ha impuesto con honor y justicia el nombre de “Dr. José Macías Hernández”, a partir del 8 de octubre de 2004.
 

 Dr. Jesús Flores Robles Director del Hospital Civil    

      Además recordamos y rendimos un cariñoso homenaje a todas personas que con su trabajo han dejado un poco de ellas en su paso por ese nosocomio, las abnegadas enfermeras, generosos enfermeros, atentos camilleros, Trabajadoras Sociales sensibles, distinguidos Doctores y sub-directores, eficaces laboratoristas, profesionales radiólogos, laborioso personal administrativo y de apoyo, etc.; desde luego ¡ Cómo No ¡, merece la pena también traer a nuestra mente, al famoso “Don Nico”, inolvidable personaje que viviera toda una época, cuyas características se grabaron en la institución en forma trascendental.




      Ciudad Victoria es la Capital del Estado, orgullosa de contar en el Sector Salud, con importantes centros de atención personal, que ojalá, muy pronto tengamos los mejores especialistas, porque sinceramente todos los merecemos.                              

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada