lunes, 23 de noviembre de 2015

“CASONA DE LA FAMILIA FILIZOLA HERMANOS”

PATRIMONIO HISTÓRICO–ARTÍSTICO
EDIFICADO  DE  VICTORIA

“CASONA DE LA FAMILIA FILIZOLA HERMANOS”


FICHA  SEDUMA:   No.  007          FICHA   INAH:   No.  0030



Inmueble ubicado en la Av. Hidalgo Números 450, 458, 462, 464, entre Gaspar de la Garza (13) y Emiliano P. Nafarrate Ceceña (14)

Declarado Patrimonio Histórico-Artístico Edificado, el 7 de noviembre de 1991.

El 9 de junio de 1884 se inicia la construcción  de este hermoso edificio en la anteriormente llamada Calle Real, concluyéndose en 1894; Su fachada es aplanada con  almohadillo de mármol, sus muros son de sillar con un espesor de 0.85m., los entrepisos son a base de vigas de madera y duela así como su cubierta en forma plana, en una superficie del predio de 3,174 m2 y en un área de construcción de 2,100 m2.

Indiscutiblemente  este importante edificio es uno de los mejores exponentes de la arquitectura civil urbana de las últimas décadas  del Siglo XIX en la ciudad y uno de los más destacados de nuestro Patrimonio.

1985 Alto del Frontispicio del Edificio Filizola

Es una construcción de gran volumen rectangular, construida para casa habitación de la familia, cuyo eje se ubica en el gran portón  de acceso, el balcón principal  situado encima de éste  y en lo alto el frontispicio con la inscripción “1884 Filizola Hermanos”, además su fachada se distingue  por los marcos y molduras de piedra azul labradas, traídas en bestias desde la huasteca potosina. Esta imponente mansión, comprendía de la calle Hidalgo a la calle Juárez, por esta última se encontraba un portón de ingreso y salida de los carruajes de la época, así como las caballerizas   

Detalle de la Cornisa del Edificio Filizola

Posee una cornisa lineal, sobre la que se sitúan unas almenas aparentes que le dan realce, conserva sus herrajes originales de sus balcones y en el interior aún permanece la viguería original y los pisos de madera, sus puertas, ventanas y herrajes, es de los edificios más bellos de la ciudad; En su interior el amplio patio le da un toque exquisito  de distinción y elegancia; Tiene 8 puertas de acceso secundario y al frente el portón principal; En la parte superior sus puertas y ventanas son de honda y rica tradición  italiana, los balcones de hierro forjado son originales y se encuentran en buen estado de conservación.

Casa Filizola Hermanos

Hablar de la familia Filizola, es recordar que fueron los primeros europeos, no españoles radicados en Victoria, de ellos es necesario decir que sus seis generaciones han sido parte muy importante en la comunidad victorense. Los primeros integrantes de esta familia, originaria de Torraca, provincia de Salerno al sur de Italia, se radicaron en esta Capital desde 1870, inicialmente, Francisco, Blas y Nicolás Filizola Gaetani, constituyen en 1881 la "Sociedad Filizola Hermanos", designándosele a Blas, Socio Gerente, lo que les permitió emprender diferentes negocios cimentando su fortuna y adquiriendo propiedades urbanas y rurales, principalmente en el municipio de Padilla, en donde asentaron su hacienda "San Francisco", que al paso del tiempo, por la moderna técnica y  la mejor producción agrícola, con los avances de la explotación agropecuaria europea, se convirtieron en una extensión agrícola de primer nivel, utilizada en su propiedad, además de producir varios productos, entre ellos elaboraban un aguardiente de caña, anisado, denominado “Acua Vitae”, elixir de la vida. Compraban cosechas completas de los campos vecinos. En 1892, un hijo de Francisco, llamado Juan  se une a la sociedad para participar con vigor y entusiasmo en las empresas de su padre y tíos. En 1895, Juan Filizola Brandi, contrae matrimonio con la Srita. Juana Pier Cárdenas, hija de Don Domingo Pier Grisi, también de origen italiano y de Doña Carmen Cárdenas Rojas, descendiente de familias españolas arraigadas en la antigua "Villa de Aguayo", durante la segunda década del Siglo XIX; La descendencia de Don Juan y Doña Juana fueron: María, Laura, Francisco, Silvia, Atilio, Humberto, Aroldo y Renato, tronco de frondosos árboles genealógicos.
           
            Desde su declaración patrimonial en 1991, se tomó en cuenta que era un ejemplo arquitectónico de los más notables de finales del siglo XIX, es decir en su época clásica de consolidación urbana, durante el porfiriato, hizo que en épocas subsecuentes, se prestara poca atención a su conservación y mantenimiento, puesto que por cuestiones ignoradas se abandonó, rentándose para locales comerciales de la planta baja y convirtiéndose en almacén los espacios restantes,

El 5 de junio de 2005 sufrió un dantesco incendio que provocó  que gran parte de su estructura y del techo construido con vigas de madera se consumieran parcialmente, sin que se afectara su hermosa fachada, por lo que es urgente y necesario que se  rehabilite lo más pronto posible para restituirle  a Victoria nuestro orgullo patrimonial.

Agradecimiento a los: C.C. Mtros. Octavio Herrera Pérez y Enrique González Filizola, nos hayan permitido recurrir a sus libros respectivos, para rescatar este hermoso pasado histórico.


“QUINTA BADILLO”
PATRIMONIO HISTÓRICO–ARTÍSTICO EDIFICADO  DE  VICTORIA

CLAVE SEDUMA no. 160                        CLAVE INHA  no. 002

Fachada principal  de la Quinta Badillo


            La hermosa y valiosa construcción ubicada en la calle 18 ( Pino Suárez) y Av. Rosales, No. 201, del plano urbano de Victoria, fue propiedad originalmente de Don Eulalio R. Badillo, quien inició su construcción, denominándose desde 1902 “ Quinta E. R. Badillo”   

Es un inmueble destacado de la arquitectura histórica de esta ciudad Capital, su ubicación pertenece a la primera traza urbana planificada, actualmente se observa la alineación de  las banquetas e inmuebles de creciente construcción.

Quinta Badillo vista por la calle Rosales


La prioridad donde se ubica ha sido fraccionada, actualmente no tiene las medidas originales de primera distribución, pero se conserva la estructura principal, de dos niveles, denominado el contexto circundante.

Ubicada en esquina, presenta su fachada principal en ángulo truncado o pancoupé, donde destaca la entrada principal, por medio de una puerta de medio punto, simétrica a la de la planta alta, en forma y sección en ese plano cortado, se desprenden dos pilastras que se aprecian a los lados, mismas que recorren las dos puertas a todo lo alto, teniendo como remate un gran cornisa lineal pronunciada, que recorre y soporta un entablamento a todo lo largo de la fachada.


Interior de la Quinta Badillo

            Características generales.

Actualmente la superficie del predio comprende 580 m2, una parte del área donde se extendía esta parte del casco quintal, y su área construida comprenden 424 m2 en ambas plantas. Su fachada es aplanada y recientemente rehabilitada con un toque muy acorde a la época de su construcción, sus muros son de sillar, de 0.45 mts y tabique; los entrepisos son vigas de madera, duela y terrado en forma plana, la cubierta también esta conformada de vigas de madera duela y terrado.

Por la calidad de los materiales de construcción intuimos que la familia descendiente de Don Eulalio E. R. Badillo  capitalizó los mejores técnicos de la época en el diseño, distribución e interiores, en donde destacan una hermosa escalera de madera, restaurada afortunadamente que le da un toque de romanticismo porfiriano convirtiéndose en un magnifico ejemplar de la arquitectura histórica de la ciudad en donde su restauración actual debe ser motivo de reconocimiento público, que al colocarse la placa de identificación de inmueble patrimonio histórico y artístico edificado servirá de paradigma para que otros descendientes de sus propietarios iníciales sientan orgullosamente su sentido de pertenencia.

Vista por la calle 18

Como característica principal de este frontispicio, todos los vanos de sus puertas y ventanas están bordeados por jambas-dinteles corridos, tipo moldura  recortada o moldura dentada, que sobresale del paramento de muro, otorgándole mayor resistencia a vano y una característica particular y de temporalidad; Las ventanas y puertas, que se ubican en las fachadas están distribuidas en forma simétrica en todo lo largo de la fachada.

Cabe mencionar que los arcos de las puertas del pancupé son en medio punto, los vanos inmediatos son en arco dintelado o platabanda y los vanos laterales en arco rebajado.

En una fotografía antigua, así como partes de vigas, que aun se conservan en los muros, este inmueble, característico de casa señorial de finales y principios de 1900, tenía un balcón corrido, a todo lo largo de la fachada, el cual se retiró en épocas pasadas, para la colocación de cables de energía eléctrica.

De gran dominio visual y arquitectónico por sus dos niveles, convive con las edificaciones colindantes de varias épocas de construcción. Lo anterior se corrobora con la inscripción en la herrería de su balcón principal, que dice: “QUINTA E.R. BADILLO 1902”.


El presente es un inmueble destacado de la arquitectura histórica de la ciudad. La propiedad donde se ubica ha sido fraccionada, pero la estructura principal, de dos niveles, se conserva intacta, salvo durante algún tiempo la pérdida de sus balcones exteriores los cuales a recuperado en su mas reciente reconstrucción. Ubicada en esquina, presenta su fachada principal en el ángulo truncado de la misma, desde donde se desprenden unas pilastras que recorren los dos niveles, para ir a soportar un entablamento de una cornisa lineal pronunciada. Todos los vanos de sus puertas y ventanas están bordeados por jambas-dinteles corridos tipo moldura recortada. Con su restauración actual, recuperó sus balcones y sus pisos de duela. 

1 comentario:

  1. Estuve ahi en 1970, era sobrina de la amiga de Tulitas Badillo. Que hermoso ver que aun se conserva la Casa.

    ResponderEliminar