miércoles, 2 de diciembre de 2015

Los Hoteles Tradicionales De Ciudad Victoria

PATRIMONIO HISTÓRICO ARTÍSTICO EDIFICADO   


  El  Antiguo  “Hotel   Palacio”


CLAVE   SEDUMA:   No.  069

Antiguo Hotel Palacio


El 15 de junio de 1920 se inauguró el moderno “Hotel Palacio”, ubicado en la calle 17 e Hidalgo, esquina suroeste, propiedad en ese entonces de la familia Loperena. Como es natural su nombre proviene por el hoy Palacio Municipal, era sede del Ejecutivo Estatal y se convertía en uno de los más recomendables por su confort y servicios eficientes,  está construido con muros de sillar y ladrillo, las paredes tienen un espesor de .50 mts., con entrepisos de madera y con cubiertas de madera y terrado en forma plana, la superficie del predio es de 284 m2 y su área de construcción abarca 483 m2, su planta arquitectónica es de dos niveles, destacando sus fachadas laterales por sus ventanales en forma curva.

Este gran edificio con su esquina truncada  donde se ubicaba su acceso principal y sobre de él, un hermoso balcón, para rematar en un frontón, en el que se distingue una hornacina, en este crucero punto central de la ciudad nacía la antigua Avenida “Colón”,  que en 1938 el Gobernador del Estado  Ing. Don Marte R. Gómez, determina que debería de continuar la Avenida Hidalgo hasta la Estación del Ferrocarril;
Funcionó como hotel hasta 1967, posteriormente tiene uso comercial y familiar, su actual propietaria es la C. Ana Montero de Bergham; Este hermoso inmueble es Patrimonio Histórico-Artístico Edificado y justo es mencionar para resaltarlo, que sus propietarios le han brindado un  excelente mantenimiento, lo que nos permite seguir disfrutando de su altivez arquitectónica, que engalana la Avenida más tradicional de nuestra ciudad.

Hotel “Sierra Gorda”


CLAVE  SEDUMA: Nº.  101


Ubicado en la esquina suroeste del cruce de la calle Juan B. Tijerina y Av. Hidalgo, frente a la Plaza Hidalgo, en el Centro Histórico  Comercial de nuestra ciudad.

El Ingeniero Enrique Benítez Martínez, solicita al Arquitecto  Enrique Luis Canseco González le construya un moderno centro de hospedaje, como una imperiosa necesidad y opción para viajantes, turistas y huéspedes; En el espacio de más de 1,200 m2, existió años atrás el Hotel “González”, que desde principios del Siglo XX era administrado por familias españolas, ofreciendo habitaciones, baños, servicio de restaurant y bar.

En 1938 Victoria era el paso obligatorio de la frontera hacia el centro de la República y la carretera N° 85, Nuevo Laredo-Cd. de México, estaba recién inaugurada y puesta en operación totalmente, en 1940, el Hotel “Sierra Gorda” era el más moderno y funcional, su importante arquitectura y estructura material, tiene cinco niveles, más un sexto de menores proporciones y que originalmente tuvo un techo de teja, que caracterizaba el edificio, no obstante, sigue conservando los elementos decorativos originales, principalmente la gran portada de su acceso principal, en cuya parte superior se ubica un balcón, bordeado con medallones y rematado con una media concha sostenida por dos  pináculos, adosados a la pared, su fachada es plana, con muros de tabique con un ancho de 0.40 mts., con entrepisos y cubiertas de concreto; en todos los niveles apreciamos el paralelismo de su vanos y ventanales simétricos, los tenues y discretos tonos de sus exteriores le dan un excelso toque Neo-Colonial; En su interior existen 100 habitaciones, restaurant, salón de juegos, bar, escaleras y dos elevadores. Los primeros que se instalaron en nuestra Capital, lo que se aprecia es la modernidad del inmueble

Desde los años 40´s, ha sido un verdadero orgullo para Victoria, poseer un inmueble que sigue siendo admirado por todos los residentes y visitantes; En su diseño se combinan los múltiples colores de los vitrales que enmarcan las ventanas, las recias vigas que adornan los techos, la decoración exquisita de todos los interiores, sus hermosos “Candiles”, proporcionan tradición y prestigio familiar, creando una atmósfera especial que con profundo orgullo, la familia Benítez  Garza, sucesores de  Don Enrique Benítez Martínez, han preservado por más de 73 años, ahora bajo la denominación de “Hospedajes S. A”

Su estacionamiento es un modelo de equilibrio ecológico y su cerco bardeado se combina con las características del inmueble principal, además en épocas navideñas, se convierte en hermoso y cálido regazo invernal.

Su nombre es el fiel reflejo del cariño y admiración para el fundador de la  “Villa de Santa María de Aguayo”, Don José de Escandón y Helguera, el Conde de Sierra Gorda.

Hotel “Los Monteros”


CLAVE  SEDUMA: No. 100



Ubicación.- Avenida Hidalgo entre Juan B. Tijerina (8) y Cristóbal Colón (9), # 962, zona centro.

Al referirnos al Hotel “Los Monteros”, no podríamos hacerlo sin recordar la exitosa vida de Don Bernardo Zorrilla Beltranilla, quien naciera en España en 1855, en 1883 contrae matrimonio con la Srita. María de la Merced Gómez Molleda, nacida en Victoria en 1861, de profunda estirpe peninsular, procrearon a 17 hijos, formándose  un frondoso y fuerte tronco familiar de prominentes personalidades victorenses; Don Bernardo fue hombre laborioso incansable, disciplinado, visionario y progresista, con amplio espíritu comercial, ya que adquirió varios terrenos en el Valle de Jaumave y en las zonas aledañas a la ciudad, dedicándose a la agricultura y explotación de la fibra de lechuguilla; Compró la Hacienda “Las Comas” con una extensión de 5,200 Hras., administró con su hermano José, las casas comerciales más prestigiadas en Tamaulipas.            En 1900 trajo de Yucatán 99,000 hijuelos de henequén, considerándosele el primer plantador de Tamaulipas, instaló en su Hacienda El Primer Teléfono Rural de Victoria. 

El estilo colonial del Hotel “Los Monteros”, viste hermosamente la zona centro  histórica de nuestra Capital, su área de construcción cubre aproximadamente 5,000 m2.  en forma plana, de ladrillo y concreto, propiedad de los sucesores de Don Bernardo Zorrilla Gómez, diseñada por el Arq. J.M. Mora y el Arq. Enrique León de la Barra Santacilia, con la asesoría de Don Pablo Zorrilla Gómez, proyectado desde 1942, inaugurado el 1° de  Abril de 1948, con 90 cómodas habitaciones; actualmente tiene 98.

Su gran estructura arquitectónica se forma en tres niveles, con una amplia fachada rectangular, tachonada por los múltiples vanos de sus ventanas, logrando proyectar una gran solemnidad, debido al remate de su pretil en forma de almenas. Además agrega severidad al conjunto una gran portada en la que el espacio de la puerta se enmarca en gruesas jambas y un capitel, para enseguida estar bordeado por dos pares de  pilastras, moldeadas que sostienen un hermoso balcón, con barandal  de herrería, lo que permite  apreciar la majestuosidad al norte de la plaza Hidalgo; Se puede afirmar que estilísticamente  este inmueble corresponde  a la arquitectura Neo-Colonial, de la cual hay varios ejemplos en la ciudad.
 La Arquitectura Hotelera del Siglo XX


En su interior conserva el diseño original de su planta arquitectónica  y alzamiento constructivo; Su preciosa escalinata se adorna bellamente por el escudo frontal, con descansillo en primer plano, que se bifurca al primer piso y con una bella descripción heráldica de la familia y su lema:

“Velar se debe la Vida,
de tal suerte,

que vida… quede en la muerte”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada