miércoles, 4 de mayo de 2016

Dr. Alfredo Esteban Gochicoa Olhausen.

Dr. Alfredo Esteban Gochicoa Olhausen.

“VICTORENSE ÍCONO DE LA MEDICINA Y LA EDUCACIÓN SUPERIOR”




            Nació en Ciudad Victoria, Tam., el 26 de diciembre de 1882, sus padres fueron el Señor Capitán Enrique Gochicoa, aguerrido militar y la joven americana Señora Margarita Olhausen de Gochicoa hija de inmigrantes alemanes y escoceses. Inicia su estudios primarios en la Ciudad de México terminándolos en su tierra natal: allí mismo hace sus estudios de Preparatoria en el Instituto Científico y Literario de Ciudad Victoria,  acortando la duración de este ciclo por la dedicación al estudio. En 1898  ingresa a la Escuela Nacional de Medicina de la Ciudad de  México, a la Escuela Práctica Médica-Militar, presentado su examen profesional el 8 de septiembre de 1904.

En 1904 prestó sus servicios profesionales en la campaña del Yaki en Sonora y en el Territorio de Quintana Roo.
           
En 1907 el Dr. Eduardo Liceaga, Presidente del Consejo Superior de Salubridad lo envía al Puerto de Salina Cruz, Oaxaca, vigilando la inmigración de infectados de peste, cólera y fiebre amarilla, procedentes de Asia, Centro y Sudamérica. Sus dotes intelectuales y morales lo llevan a ocupar los cargos: primero de Síndico y después Presidente Municipal de dicha ciudad.

            El 4 de octubre de 1909 une su destino con la Srita. Dolores Guerrero que será su fiel compañera de toda la vida. Dando como fruto 5 hijos: Guadalupe, Enriqueta, Dolores, Juan y Carlos Gochicoa Guerrero, ampliándose la familia hasta 24 nietos.


1882 Alfredo E Gochicoa y Dolores Guerrero Quintanilla


             Años después ocupó la Jefatura de la Clínica Externa de la Escuela Práctica Médico Militar y fue Profesor de Asuntos Asistenciales del Instituto de Bacteriología. En 1907  fue Delegado Bacteriólogo en Salina Cruz, Oax.; en 1916 se le designa  Delegado Especial de Salubridad en Yucatán. 

            En 1917 llega  Tampico para hacerse cargo de la Dirección del Hospital de la Compañía de Petróleo “El Águila” y al mismo tiempo, desarrolla una gran labor dentro de la Cruz Roja Mexicana, la que preside en varias ocasiones, destacando en 1921-22 en calidad de Delegado Sanitario en el Puerto, contando en su haber la edificación del “Puesto de Socorros”.

Fue en 1920 cuando en Tampico se presenta la epidemia de Peste Bubónica siendo el Dr. Gochicoa y los médicos porteños quienes sufrieron ataques virulentos, incluso de Salubridad, en la Ciudad de México que insinuaban que la enfermedad se había diseminados debido a que los facultativos de Tampico, ocultaban con criminal negligencia los casos de la misma.


Dolores Guerrero de Gochicoa

Además se mencionaba que las compañías petroleras eran las que propiciaban el ocultamiento de la enfermedad, para evitar que se cerrara el tráfico con el puerto y les ocasionaría grandes pérdidas. Nada había más falso que eso y afortunadamente pronto se vio brillar la verdad. Estos comentarios causaron tal contrariedad al Dr. Gochicoa que presentó su renuncia con carácter de irrevocable al cargo de Delegado de Salubridad en el puerto, lo cual no influyó en su gran labor combatiendo la peste.

            De 1922 a 1924 es Cirujano del Hospital Civil de Tampico y Jefe de la Casa de Salud de la Beneficencia Española, cargo que desempeñó hasta la década de los 50´s; interviene en la formación de la Sociedad Médica de Tampico, que más tarde, en 1924 a propuesta de él, se convierte en el Sindicato de Médicos, Profesores y Conexos de Tampico y Ciudad Madero. Participó en la Confederación de Sindicatos Médicos de la República y de la Federación Médica Tamaulipeca.

            En 1828 en unión del Profesor Artemio Villafaña y otros abnegados maestros, fundan la Escuela Preparatoria “Tampico”. Toma a su cargo varias cátedras y desempeña varios puestos de orden administrativo.

            Es nombrado en 1944 Médico Perito de PEMEX y poco tiempo después  forma la Sociedad Médica de Petróleos Mexicanos, siendo su Primer Presidente. Al cumplir 40 años de vida profesional se le designa  Director de la Casa de la Salud de Centro Español.

            En 1944 al cumplir 44 años de ejercer su noble profesión, el Cronista Social Ponce de León hace mención en el periódico: “EL MUNDO”, señalando: “El Sindicato Médico de Tampico, colocó en la solapa del saco del Dr. Gochicoa, una medalla de oro conmemorativa y además le hizo entrega de un extenso pergamino con la firma de todos los médicos de esa agrupación”.

            La fundación de la Universidad Autónoma de Tamaulipas no fue el resultado de la casualidad, sino la cristalización de la inquietud de un grupo de profesionistas, médicos, abogados y profesores, catedráticas todos de la Escuela Preparatoria de Tampico. Tal inquietud surgió de la necesidad de un centro de estudios superiores, ya que los egresados del bachillerato, deberían  salir de la ciudad e irse a otros Estados de la República o al extranjero, para continuar su educación profesional.

Homenaje al Doctor Alfredo Gochicoa en el Parque Tamatan en Cd Victoria Tamaulipas


            Con esa visión, el Profr. Tirso Saldívar Acevedo, propuso al Profr. Artemio Villafaña la formación de una comisión organizadora para constituir una Universidad en Tampico. El grupo, además, estuvo conformada por el Lic. Natividad Garza Leal, El Dr. Miguel Azomosa Arronete, el Lic. Víctor Mayagoitia, el Profr. Julián Terán y el Dr. Alfredo E. Gochcoa.

El periódico “El Mundo” fechado 8 de septiembre de 1954 y firmando el Carlos Loret de Mola M., escribía: “El Dr. Gochicoa quien cumple hoy 50 años de ininterrumpido y brillante ejercicio de la profesión médica, constituye la ruta a seguir para quienes consagran su amor a uno de los más altos destinos posibles: el de darse a los demás para salvarlos, sin reparar en la propia persona, al margen de toda conveniencia que no sea la entrega a la silenciosa lucha contra el dolor y la muerte y en la mejor compensación a su gloriosa hazaña, que “vivir así es heroico y magnifico” llega a esa cima del cincuentenario, limpio de riquezas materiales, aureolado por completo desinterés, rodeado por el auténtico y espontáneo respeto unánime, con una sencilla y pura satisfacción que desnuda de toda vanidad, presta a sus ojos sin cansancio, la mirada en que brilla una fuerza incontrastable de creación y de fe”.

                        El 12 de noviembre de 1954 el Ayuntamiento de Tampico lo nombró “Hijo Predilecto” y el Congreso del Estado de Tamaulipas, el 24 de octubre de 1962, le otorgó la Condecoración y Diploma de Honor por eminentes servicios profesionales prestados al pueblo de Tamaulipas.



            A los 68 años de edad teniendo solo el apoyo de pocos, pero entusiastas elementos humanos y la cooperación de la Preparatoria “Tampico”, funda la Escuela de Medicina de Tampico, hoy perteneciente a la UAT. Él continuó sus funciones de Catedrático en la Escuela Preparatoria, que actualmente se encuentra en pleno desarrollo y con un brillante presente.

El Dr. Goichicoa murió el 19 de octubre de 1963 a las 2.30 horas. El Ayuntamiento de Tampico 1963-65, impuso su nombre a la antigua e importante Calle Águila: la placa respectiva se encuentra frente a la Plaza de la Cruz Roja, en la esquina sureste del cruce con la calle Carpintero.

En  mayo de 1976 se le impone a la Biblioteca Virtual de la Facultad de Medicina el nombre de: “Dr. Alfredo E. Gochicoa”.

 La Asociación de Sociedades y Colegios Médicos de Tamaulipas, instituyó el 2 de septiembre de 1991 la Medalla, para distinguir cada año al Médico Tamaulipeco de más brillante trayectoria profesional. El primero en recibirla con profundo orgullo fue el Dr. Norberto Treviño Zapata en 1991. La vida del Dr. Goichicoa  es la vida de un hombre íntegro, inteligente, recto y bondadoso; su experiencia y entusiasmo siempre han estado al servicio de quien lo solicite, es la vida de un hombre que realmente vivió para los demás.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada